buscar

Defensa 1136 [mapa]
Lun a Vie 11 a 18 hs Sáb 12 a 18 hs Dom 12 a 17 hs

Germaine Derbecq. Frenéticamente decidida a ir hacia delante

Germaine Derbecq. Frenéticamente decidida a ir hacia delante

Germaine Derbecq

Del 12 de Marzo al 05 de Mayo de 2019 - Inaugura: 19hs  - Entrada: libre y gratuita

 
anterior siguiente
 
anterior siguiente
 
 

La muestra, que se desarrollará en dos montajes, es un verdadero redescubrimiento de una artista que postergó su propia obra para difundir la de su marido, el escultor Pablo Curatella Manes, y promover a la pujante vanguardia artística argentina de los años ’50. Su última muestra se realizó hace casi medio siglo, al principio de la década los años ‘70.
 
A tal extremo llevó su generosidad que sólo después de su muerte, en 1973, su hijo descubrió en el taller de su padre las obras que integran esta muestra.
 
La exposición, curada por Federico Baeza, reúne pinturas de pequeño y mediano formato, producidas en su mayoría antes de su desembarco en Buenos Aires. Se dividirá en dos partes: la primera incluye pinturas de la década del 20 y el 30, mientras la segunda estará compuesta por pinturas abstractas y geométricas de la década del 40 y el 50.
 
En el caso de sus obras más tempranas, aparece una Derbecq íntima y casi secreta, el esbozo de una silueta previa a su consagración como la figura pública que el ámbito porteño del arte conoció.
 
La muestra también incluye una selección de textos críticos de Derbecq realizada por Florencia Qualina, junto con un audio que repara en el carácter de su escritura, un atributo imprescindible para acercarse al universo de esta promotora del campo artístico.

TEXTO CURATORIAL

 
Pinturas entre los años 20 y 50
 
Luego de abandonar un París en ruinas, Germaine Derbecq llega a Buenos Aires al despuntar la década del 50 para constituirse en una agitadora cultural clave en un campo artístico inmerso en un furioso proceso de modernización. Desde su lugar como crítica, curadora y artista promovió una renovación de las indagaciones estéticas, especialmente entre fines de los 50 y comienzos de los 70, desde trincheras como la galería Lirolay y el periódico Le quotidien y luego la publicación Artinf.
 
El subtítulo de esta exhibición alude precisamente a este movimiento modernizador a través de una cita tomada del texto que escribió para la muestra 14 Pintores de la Nueva Generación organizada en la galería Lirolay en 1960. Se trataba de una muestra que congregó a artistas jóvenes centrales en el desarrollo de la década como Alberto Greco, Silvia Torras, Felipe Noé, Olga López, Kenneth Kemble, entre otros. Algunos de ellos tenían apenas veinte años, en este caso, como en otros, la mirada de Derbecq fue casi profética.
 
Esta exhibición reúne pinturas de pequeño y mediano formato producidas en su mayoría antes de su desembarco en Buenos Aires. Se compone de dos montajes sucesivos, uno dedicado a la producción de los años 20 y 30, otro del intervalo entre los años 40 y 50. En el caso de sus obras más tempranas se da a ver una Derbecq intima y casi secreta, el esbozo de una silueta previa a su consagración como la figura pública que el ámbito porteño del arte conoció.
 
La muestra también presenta una selección de textos críticos de Derbecq realizada por Florencia Qualina, junto con un audio que repara en el carácter de su escritura, un atributo imprescindible para acercarse al universo de esta promotora del campo artístico.
 
Federico Baeza
 
 
Desde su llegada a Buenos Aires, Germaine se constituyó en una agitadora cultural clave en un campo artístico inmerso en un enérgico proceso de modernización. Desde su lugar de crítica, curadora y artista, promovió una renovación de las indagaciones estéticas, especialmente entre fines de los 50 y comienzos de los 70, desde trincheras como la galería Lirolay –de la cual fue directora- y el periódico francés Le quotidien y, luego, la revista Artinf.
 
El subtítulo de esta exhibición alude precisamente a este movimiento modernizador a través de una cita tomada del texto que escribió para la muestra “14 Pintores de la Nueva Generación”, organizada en la galería Lirolay en 1960. Se trataba de una muestra que congregó a artistas jóvenes centrales en el desarrollo de la década como Alberto Greco, Silvia Torras, Felipe Noé, Olga López, Kenneth Kemble, entre otros.
 
Kenneth Kemble la recordaba como "una de las rarísimas personas con sensibilidad, visión histórica, coraje y discernimiento selectivo que han adornado nuestro pequeño mundillo teórico-práctico del arte. Fue la instigadora, creadora y promotora de Lirolay, una pequeña galería abierta alrededor de los años '58, '59. Allí sólo se exhibían —ante el escándalo bastante generalizado, por cierto— las obras que ella consideraba convenientes, fuesen famosos o totalmente desconocidos sus autores. Y desconocidos o casi éramos en ese momento Luis Wells, Antonio Seguí, Jorge López Anaya, Carlos Alonso, Rubén Santantonín, Marta Minujín, Nicolás García Uriburu, Federico Peralta Ramos, Luis F. Benedit, Luis F. Noé, Rómulo Macció, Ernesto Deira, Jorge de la Vega, Alberto Greco, Rogelio Polesello, Pablo Suárez, y yo, entre otros".
 

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus