buscar

Junín 1930 [mapa]
Lun a Vie 14 a 21 hs. Sáb Dom y fer 10 a 21 hs.

www.centroculturalrecoleta.org

Humberto Rivas. Antología fotográfica 1967-2007

Humberto Rivas. Antología fotográfica 1967-2007 | Festival de la Luz 2014

Humberto Rivas

Del 12 de Agosto al 28 de Septiembre de 2014 - Inaugura: 18hs  - Entrada: libre y gratuita

 
anterior siguiente
 
anterior siguiente
 
 

Sala Cronopios.

En el marco del Festival de la Luz, la sala Cronopios contará con una de las muestras fotográficas más importantes del año. En conjunto con la Embajada de España, el Gobierno del España y la Fundación Ramón Llul de Barcelona, el Centro Cultural Recoleta tiene el agrado de invitar a la muestra antológica dedicada al gran fotógrafo argentino Humberto Rivas.

 

Su cámara retrató a grandes personalidades de la cultura argentina. Desde un inicio apostó por la creatividad considerando la fotografía como arte, desmarcándose del documentalismo. Su pasión por la fotografía fue acompañada por su entusiasmo por el cine, sobre todo por el director Ingmar Bergman, cuyo iluminador Sven Nykvist ejerció gran influencia sobre él.

 

Rivas tuvo dos temas principales en su trabajo, el retrato y el paisaje. En toda su obra tanto escenarios urbanos como lugares apartados, interiores y objetos, muestra una especial textura lumínica condensada en profusión de matices de grises y negros.

 

Los espacios, ya sea exteriores o puertas adentro, aparecen depurados de todo dato anecdótico y no cuentan con presencia humana alguna. Entiende el retrato como una pugna entre el fotógrafo y el modelo, en la que el artista debe, a como dé lugar, captar su personalidad interior, venciendo por medios técnicos y expresivos, la imagen convencional del retratado.

 

La filósofa Nelly Schnaith en su texto titulado "La luz en la sombra" dice: Una búsqueda clave en la obra de Rivas es el intento de dar a ver en los seres y las cosas el aura del tiempo consumido, transcurrido, exhibido en su desgaste. Pero ni el tiempo ni el olvido tienen imagen, sólo pueden mostrarse en el presente desertado de lo que fue o en la alucinación anticipatoria de lo que será.

 

Cuando el curso del tiempo asoma en la instantaneidad del presente, Rivas sabe verlo y mostrarlo. Sabe mostrar la diferente genealogía de las huellas, si en esos escenarios abandonados se trata del recuerdo del amor o la violencia o simplemente de la indiferencia y el abandono.

TEXTO CURATORIAL

 

Se ha afirmado que en la obra fotográfica de Humberto Rivas (Buenos Aires 1937-Barcelona 2009) todo es retrato: gente, animales, muros, vidrieras, rincones, flores marchitas, atuendos antiguos, interiores, paisajes urbanos y sus esporádicos fragmentos de naturaleza.

 

Y es fácil comprobarlo ya que cada motivo en el que Rivas ha posado su mirada con la determinación de fotografiarlo, fue sometido a la densificación espiritual, formal y material que caracterizó su manera de construir sus elaboradas y conmovedoras imágenes.

 

La falta de personajes en arquitecturas derruidas o en interiores deshabitados otorga a estos asuntos un espesor metafísico. Plenos de silencio meditativo, la esencia de la mortalidad se condensa en ellos mediante la ausencia, edificando la metáfora de una condición sujeta al paso del tiempo y a una fragilidad que se proyecta y consubstancia con los afanes humanos.

 

Sin embargo, la extensa galería de retratos, ahora sí de seres vivos –género en el que Rivas encontró su propia voz para la creación fotográfica–, exuda presencia vital, carnalidad, personalidad, individuación, en suma, el universo particular e irrepetible que cada retratado genera e irradia, captado por el artista desde una distanciada y, a la vez, implacable perspectiva.

 

Jubilosa ocasión esta que permite valorar más de un centenar de fotografías –paisajes urbanos, retratos, interiores y bodegones– de este compatriota que habiéndose desarrollado en Buenos Aires emigró a Barcelona en los convulsionados años 70.

 

Gracias al esfuerzo mancomunado del Archivo Humberto Rivas –custodio familiar del acerbo del artista– que envía desde su sede barcelonesa piezas nunca expuestas en estas latitudes, y del Centro Cultural Recoleta que hace posible la concreción de este proyecto en la sala Cronopios, una de las más notables de nuestra ciudad, se presenta la exhibición más comprensiva hasta el momento de este creador, reconocido y consagrado en España, aún admirado y apreciado aquí solo por un limitado núcleo de entendidos.

 

Es hora de que su obra se encuentre con el gran público de su país.

 

Adriana Lauria
Curadora

 

ACTIVIDADES

 

Presentación del catálogo de la muestra
HUMBERTO RIVAS. ANTOLOGÍA FOTOGRÁFICA, 1967-2007

 

El Centro Cultural Recoleta del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, invita a la presentación del catálogo de la muestra Humberto Rivas. Antología fotográfica, 1967-2007, que tendrá lugar el miércoles 10 de septiembre a las 18.30 hs. en la sala Cronopios.

Rivas retrató a grandes personalidades de la cultura argentina. Desde un inicio apostó por la creatividad considerando la fotografía como arte, desmarcándose del documentalismo. Su pasión por la fotografía fue acompañada por su entusiasmo por el cine, sobre todo por el director Ingmar Bergman, cuyo iluminador Sven Nykvist ejerció gran influencia sobre él.

Rivas tuvo dos temas principales en su trabajo, el retrato y el paisaje. En toda su obra aparecen tanto escenarios urbanos como lugares apartados, interiores y objetos y muestra una especial textura lumínica condensada en profusión de matices de grises y negros. Los espacios, ya sea exteriores o puertas adentro, aparecen depurados de todo dato anecdótico y no cuentan con presencia humana alguna. Entiende el retrato como una pugna entre el fotógrafo y el modelo, en la que el artista debe captar su personalidad interior, venciendo por medios técnicos y expresivos, la imagen convencional del retratado.

La filósofa Nelly Schnaith en su texto titulado "La luz en la sombra" dice: Una búsqueda clave en la obra de Rivas es el intento de dar a ver en los seres y las cosas el aura del tiempo consumido, transcurrido, exhibido en su desgaste. Pero ni el tiempo ni el olvido tienen imagen, sólo pueden mostrarse en el presente desertado de lo que fue o en la alucinación anticipatoria de lo que será.

Cuando el curso del tiempo asoma en la instantaneidad del presente, Rivas sabe verlo y mostrarlo. Sabe mostrar la diferente genealogía de las huellas, si en esos escenarios abandonados se trata del recuerdo del amor o la violencia o simplemente de la indiferencia y el abandono.

La  muestra cuenta más de 160 obras, casi en su totalidad propiedad de la Colección del Archivo Humberto Rivas de Barcelona, legado familiar del artista. La curaduría está a cargo de Adriana Lauria quien afirma que la extensa galería de retratos, género en el que Rivas encontró su propia voz para la creación fotográfica, exuda presencia vital, carnalidad, personalidad, individuación, en suma, el universo particular e irrepetible que cada retratado genera e irradia, captado por el artista desde una distanciada y, a la vez, implacable perspectiva. A propósito de esta muestra sostiene que esta ocasión jubilosa permite valorar más de un centenar de fotografías –paisajes urbanos, retratos, interiores y bodegones– de este compatriota que habiéndose desarrollado en Buenos Aires emigró a Barcelona en los convulsionados años 70. Gracias al esfuerzo mancomunado del Archivo Humberto Rivas –custodio familiar del acervo del artista– que envía desde su sede barcelonesa piezas nunca expuestas en estas latitudes, y del Centro Cultural Recoleta que hace posible la concreción de este proyecto en la sala Cronopios, una de las más notables de nuestra ciudad, se presenta la exhibición más comprensiva hasta el momento de este creador, reconocido y consagrado en España, aún admirado y apreciado aquí solo por un limitado núcleo de entendidos. Es hora de que su obra se encuentre con el gran público de su país.

La presentación del catálogo de la exposición estará a cargo de  Adriana Lauría, curadora  y Oscar Pintor, fotógrafo.

 

Miércoles 10 de septiembre 18.30 horas

 

s.

 

 
 

La  muestra cuenta más de 160 obras, casi en su totalidad propiedad de la Colección del Archivo Humberto Rivas de Barcelona, legado familiar del artista.

 

La curaduría está a cargo de Adriana Lauría quien afirma que la extensa galería de retratos, género en el que Rivas encontró su propia voz para la creación fotográfica, exuda presencia vital, carnalidad, personalidad, individuación, en suma, el universo particular e irrepetible que cada retratado genera e irradia, captado por el artista desde una distanciada y, a la vez, implacable perspectiva.

 

A propósito de esta muestra sostiene que esta ocasión jubilosa permite valorar más de un centenar de fotografías –paisajes urbanos, retratos, interiores y bodegones– de este compatriota que habiéndose desarrollado en Buenos Aires emigró a Barcelona en los convulsionados años 70.

 

Gracias al esfuerzo mancomunado del Archivo Humberto Rivas –custodio familiar del acerbo del artista– que envía desde su sede barcelonesa piezas nunca expuestas en estas latitudes, y del Centro Cultural Recoleta que hace posible la concreción de este proyecto en la sala Cronopios, una de las más notables de nuestra ciudad, se presenta la exhibición más comprensiva hasta el momento de este creador, reconocido y consagrado en España, aún admirado y apreciado aquí solo por un limitado núcleo de entendidos.

 

Es hora de que su obra se encuentre con el gran público de su país.

 

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus