buscar

Yaganes y Gobernador Paz - Ushuaia [mapa]
Tel 2901-437-481
Todos los días de 10 a 20 hs

www.museomaritimo.com museomaritimo@infovia.com.ar

Las huellas de una escena

Las huellas de una escena

Olga Autunno

Del 06 de Marzo al 06 de Abril de 2013 

imagenes
 
anterior siguiente
 
 

Las obras de Olga Autunno son el resultado de una manera de aludir, señalar y significar lo aislado, silenciado y olvidado.

Las huellas de una escena

Sólo cuenta la intensidad. / Georges Bataille

 

Es notorio que vivimos en la civilización de la imagen, la información y el simulacro, fenómenos globales donde los hechos reales o ficticios son aumentados, repetidos y difundidos una y otra vez. En este torbellino mediatizado todo o casi todo se evapora al instante. Así, en este contexto, dificilmente podemos discernir el límite entre realidad y ficción. Sabemos, por ejemplo, que el documento fotográfico (o videográfico) nunca es una imagen verídica de la “realidad real”, sino el resultado de una percepción y manipulación del mundo visible desde el ojo de la cámara. Hay obras de artistas contemporáneos, como las de Olga Autunno, que interrumpen la orientación y la velocidad de ese flujo: permiten que aparezca, ante el espectador, la lentitud de la contemplación, la interpretación y la reflexión.

Con economía de medios y un encuadre exacto, sus imágenes, sucitan efectos estéticos y éticos que se imponen al espectador: interrumpen su pasividad y le hacen cambiar su mirada. Sus fotografías son huellas de una escena: el primer plano de la devastación anímica en el rostro de una mujer  angustiada que se esfuerza en romper su silencio, una y otra vez. Esta reiteración de su situación no significa, en la imagen, un recurso retórico sino una exigencia de concentración e intensidad.

Debemos prestar atención a la escena fotografiada. Los músculos faciales del rostro de la mujer muestran tensión y miedo, inseguridad y dolor. Es más, muestran una suerte de obstrucción entre “la forma y la función”, como si la boca de la víctima se negara a cumplir la necesidad expresiva de emitir sonidos. Para nuestra sociedad del espectáculo permanente, la escena re-presenta una situación existencial extrema que debe ser descartada: lo que no es presentable ante nuestros ojos debe ser aislado, silenciado y olvidado.

Las obras de Olga Autunno son el resultado de una manera de aludir, señalar y significar lo aislado, silenciado y olvidado. Son fotografías que se muestran como fotografías. Esto es, revelan su propia presencia enigmática, paradojal e intraducible: son imágenes bidimensionales y fijas de una excavación en la zona menos visible de lo que llamamos realidad.

 

Horacio Zabala
Buenos Aires, junio de 2012
 

TEXTO DEL ARTISTA

 

 

Cuerpo, paisaje, huellas y mapas son las grandes metáforas y los grandes protagonistas en estas obras. Cada combinación dispara diversos mensajes y senderos que transitar, pero hay cierta constante que no desaparece jamás: las huellas que dejan marcas y que nos reavivan la memoria. El cuerpo como objeto recordado y sujeto que recuerda.

En Huellas de una escena se expone la fusión entre naturaleza y humanidad mediante estas fotografías y técnicas mixtas que descubren la presencia del cuerpo a través de su ausencia como tal, pero con su huella en el paisaje, o ese paisaje que deja su huella en la memoria del cuerpo, a los que podemos ver cuando ese cierre relámpago se baja. Esos cierres que abren, nos invitan a hacer una introspección, a conocernos y reconocernos no más como individuos y naturaleza por separado, sino como un todo.

Olga Autunno Marzo 2013

 

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus