buscar

Humberto Primo 865 [mapa]
Lun a Jue de 15 a 19 hs.

Mónica Goldstein

Mónica Goldstein

Mónica Goldstein

Del 30 de Mayo al 25 de Junio de 2011  - Entrada: libre y gratuita

imagenes
 
anterior siguiente
 
anterior siguiente
 
 

Mónica Goldstein *gentileza galería Arcimboldo.

El jueves 9 de junio a partir de las 18:30 hs se proyectarán 2 videos de Claudia Marcu, Rodrigo Noya y Nadia Barreto.

____________________________________________________________________________________________

 

La obra de Mónica Goldstein invita a una aproximación simbólica, es decir, a celebrar aquello indeterminado e indeterminable que se resiste a un abordaje meramente estético.

Tanto sus dibujos como sus libros sugieren en sutiles matices de transparencia y opacidad que los paisajes que se recrean son a la vez externos e internos.

 

Las líneas de montañas sugeridas en filigranas captan una realidad evanescente a la mirada profana que, sin embargo, reverbera cuando los ojos - como en los antiguos misterios - se entrecierran para vislumbrar el umbral de esa Realidad que abarca lo visible y lo invisible. En la captación interior de esa atenuación de la imagen externa se transparenta un universo de sentido análogo al mundo mítico budista de Shambala o la “tierra de no lugar” de la mística irania, que habita, por así decirlo, en el corazón del hombre.

Y en esa obra de mínimos trazos palpita, como en los nadís o ‘arterias’ del cuerpo sutil, una vida inmarcesible. El libro de artista de Mónica Goldstein, su obra tridimensional, converge simbólicamente con lo antes señalado. En nuestra época signada por la “muerte de Dios” ya no hay ojos de fuego capaces de captar el resplandor de los textos sagrados.

 

El libro de Goldstein es un intento de responder a esa orfandad espiritual, pues sin desconocer nuestra pobreza, intenta avizorar el resplandor abismado; es un símbolo de lo que es un símbolo, es decir, ‘epifanía de un misterio’, en este caso la manifestación de la montaña y la naturaleza mismas a través de diversas graduaciones expresivas, sea el trazo sutil, la foto traslúcida o la piedra.

El universo es un inmenso libro, señalaba Ibn Arabi, y el libro que así lo comprende es o evoca al universo mismo. En la fachada de la catedral de Notre Dame de Paris hay un medallón con la serenísima Madre Alquimia que sostiene en su mano derecha el libro abierto y el libro cerrado.

 

La tradición alquímica reitera esta idea y señala que la obra de transmutación a la que invita es un libro cerrado en sus inicios, con la materia oscura, y abierto en su meta, con el logro de la piedra filosofal. El libro que aquí nos ocupa está a la vez cerrado y abierto; parece sugerir ese camino intermedio, sinuoso, que enlaza los inciertos inicios de la búsqueda y el inasible y luminoso final.

Es, acaso, el texto desgarrado de nuestros tiempos de indigencia, cuando ya los dioses no nos hablan, si no es a través de los indicios de una naturaleza que se recompone en un texto fragmentario que apenas podemos cifrar.

 

Y así, toda la obra de Mónica Goldstein invita a releer en sus despojadas imágenes y páginas, plenas del silencio inquietante propio de la soledad ontológica del hombre contemporáneo, los rastros perdidos de un saber primordial tan cercano como nuestra yugular y, por ello, tan remoto.

 

Bernardo Nante

 

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus