buscar

Libertad 1630 [mapa]
Lun a Vie de 11.30 a 19 hs. Sáb cita previa.

Noemí Gerstein

Noemí Gerstein

Noemí Gerstein

Del 11 de Julio al 22 de Agosto de 2018 - Inaugura: 19hs  - Entrada: libre y gratuita

 
anterior siguiente
 
anterior siguiente
 
 

En los trabajos de Noemí Gerstein (1908 - 1996) de la segunda mitad de la década de 1950 (cuando integró el colectivo Arte Nuevo junto a Martha Boto, Aldo Paparella y Martha Peluffo, entre otros) y la primera mitad de la siguiente concurren las preocupaciones  de la escultura moderna internacional junto a un empleo lúdico, por momentos  fantasioso,  de  materiales  industriales  como  las  varillas  y  los  tubos  de hierro.
 
Obras como La estrella  / Mago Merlín (1960) resumen  el proceso  al que el movimiento  artístico  del siglo XX sometió  al objeto  escultórico,  en la búsqueda  del dinamismo sobre la representación y el enfoque sincero con respecto al material y el instrumental moderno para trabajarlo (la soldadora de mano, principalmente).
 
Pero la literalidad en la presentación del material y el énfasis en el movimiento no opacan una dimensión ficcional, casi anecdótica. Un ejemplo puede encontrarse en El Samurai, su obra  de  1961  que  forma  parte  del  acervo  del  Museo  Nacional  de  Bellas  Artes. También  Los  amantes,  un  bronce  del  mismo  año,  repone  el  empleo  vertical  y acumulativo de las varillas soldadas.
 
Los  críticos  que  se  refirieron  a  su  obra  de  ese  momento,  como  Aldo  Pellegrini  y Bernand Dorival, hicieron hincapié en este empleo de elementos industriales como un punto de quiebre con sus anteriores trabajos, mayormente desarrollados en terracota y provistos de un anclaje explícito en la figuración. A través de las varillas de hierro, sin embargo, Gerstein pudo conciliar la modernidad de sus técnicas con el sentido de la ficción.
 
Así su trabajo toma distancia del programa visual de la abstracción pura y dura y se insinúa en un dominio más lírico y evocativo cuanto más ostensible es la crudeza del  material.  Los  tubos,  de  corte  redondo  o  cuadrado,  se  amasijan  gracias  a  la soldadura  en formas  abiertas  que  se tuercen  como  una  planta  bajo  el dictado  del viento.
 
Con mayor  énfasis  en los trabajos  de la primera  mitad  de la década  de 1960  (de entonces data la compra de una pieza suya de parte del MoMA, que la incluyó en dos exhibiciones, en 1962 y 1967), la verticalidad comienza a ponerse en cuestión directamente. Los objetos se abren sobre el entorno, a la manera de algunas piezas de Richard Lippold. Así sucede en Homenaje a Van Gogh (1961) y en Mandrágora (1963).

“Noemí  Gerstein”,  según  Osvaldo  Svanascini,  sentía  “atracción  por  la  poesía  y  la literatura  y  cierta    delectación  por  lo  mágico”.  Gracias  a  estas  cualidades,  y  en detrimento del prejuicio crítico que no vio en Gerstein más que un pasaje menor de la abstracción en la escultura local, en su obra madura comienza a tomar presencia un nuevo vocabulario ideogramático, casi jeroglífico, que hacia el final se resuelve en una concatenación  más recogida de volúmenes netos, donde el lenguaje geométrico (en obras como Soles y Luna, de 1970, y Tótem V, de 1975) se aquieta y deviene en un simbolismo silencioso.

Claudio Iglesias
Crítico de arte y traductor

ARTISTAS PARTICIPANTES

  

Noemí Gerstein

(Buenos Aires, 1908 - 1996).

En 1934 se inicia en escultura con el maestro Alfredo  Bigatti,  y entre  1949  y 1950  viaja  a París  becada  por  el Gobierno francés.  Allí  realiza  cursos en la Academia  de Bellas  Artes y en la Academia  de la Grande Chaumiére,  donde trabaja bajo la dirección del artista Ossip Zadkine (1890-1967).

 

Destacada por sus esculturas, fue la primera mujer nombrada Miembro de Número de la Academia Nacional de Bellas Artes (1975). Participó de numerosas muestras individuales y colectivas nacionales e internacionales. Artista invitada en exposiciones realizadas  en Europa,  en el Museo  de Arte Moderno  de Nueva  York (1967),  en la Bienal  de Escultura  al aire  libre  Middleheim  (Amberes,  1970)  y Bienal  de Venecia (1956, 1962 y 1964).

 

Sus obras forman parte de importantes colecciones, entre las que destacan Museum of Modern Art (Nueva York), Museo Nacional de Arte Moderno (París), Museo de Artes Plásticas de Jerusalén, Museo de Bellas Artes (Lima), Museo Nacional de Bellas Artes
(Buenos Aires), Centro de Artes Visuales del Instituto Di Tella, entre otras.

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus