buscar

Talcahuano 1287. Buenos Aires. [mapa]
Lun a Vie de 10.30 a 19 hs. Sáb de 10.30 a 13 hs.

No hay muestra

Santiago Cogorno

Santiago Cogorno

Del 12 de Julio al 07 de Agosto de 2006  - Entrada: libre y gratuita

imagenes
 
 
 

Inaugura mièrcoles 12 a las 19 hs.
Texto de Raùl Santana / CUERPO Y PINTURA EN LA OBRA DE SANTIAGO COGORNO
"El pintor lleva consigo su cuerpo", dijo el gran poeta y ensayista Paúl Valery en uno de sus decantados textos sobre pintura. A lo que el filósofo Maurice Merleau Ponty, continuando aquella reflexión, agregó: "Es prestando su cuerpo al mundo como el artista transforma al mundo en pintura". Estas ideas, a mi juicio fundamentales para comprender el meollo de la pintura, aunque no siempre se hacen evidentes en la obra de todos los pintores, sí se hace elocuente en la obra de algunos, tal como sucede en nuestro medio con la obra de Santiago Cogorno, quien, con total potencia, transmite la prolongación de su cuerpo en la superficie del cuadro. En este conjunto heterogéneo de obras, correspondientes a distintas épocas, se manifiestan casi todos los temas que Cogorno abordó en su vida: la figura femenina que, con los más cambiantes tratamientos, estuvo presente como un bajo continuo a lo largo de su trayectoria; las naturalezas muertas que a pesar de la quietud que impone el género, aparecen en sus cuadros con una dinámica que desafía cualquier idea de reposo, y los paisajes, siempre abordados con un sentimiento panteísta que transmite la exaltación en su encuentro con la naturaleza, visiones fragmentarias de esa contingencia que el artista presenta como danza universal. Frente a la enorme variedad de recursos que maneja el pintor, nos llega esa materia directa -mezcla de instinto y sabiduría siempre alejada de bocetos previos-, que combinan lo abocetado con lo acabado, lo insinuado con lo dicho y lo figurado con lo informal, resultado de una poderosa atención que entrelaza visión, nervio, mano y materia, como si un mundo saliera de su propio cuerpo para establecer constantemente sistemas de signos que equivalen al mundo, ahora con su potencial de belleza absolutamente real; pues no se trata de una mera descriptividad sino de una aproximación a un ser de realidad más auténtico y más profundo. No es casual que Cogorno haya declarado en vanas ocasiones refiriéndose a su forma de trabajo: "El trance es como algo que viene de otra parte, es como una revelación". De ahí que sus cuadros sean siempre el resultado de la lucha contra ese tiempo que impone urgencia para poder capturar las visiones del trance.Y si tantas veces se lo caracterizó a Cogorno -basándose en esas categorías erigidas por Nietzche de lo dionisíaco versus lo apolíneo- como un artista dionisíaco -lo que en gran medida comparto- es porque sólo la ebriedad y el entusiasmo, han sotenido hasta su muerte esa indomable pulsión que ha sido el símbolo vital de su arte: vigoroso sentimiento que de obra en obra es una constante y poderosa celebración del mundo.

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus