buscar

Viamonte 525 [mapa]
Tel 5555-5453
Lun a sab de 10 a 21 hs. Dom de 12 a 21 hs.

Textos de Taa – Ga

Textos de Taa – Ga

Mónica Goldstein

Del 02 de Marzo al 26 de Marzo de 2006 

imagenes
 
anterior siguiente
 
 

Inaugura jueves 2 a las 19 hs.

Pinturas (fotografía y óleo) y Libros de Artista.

Texto de Catálogo: Corinne Sacca Abadi Ecos de un tiempo que permanece.

La pregunta por las formas que elige un artista para la construcción de su obra tiende puentes transitables que ahondan nuestra experiencia con ella y nos incita a la exploración de sus múltiples sentidos. Mónica Goldstein toma fotografías como quien necesita calar en la realidad antes de sobrevolar otras dimensiones témporo-espaciales. Fragmentos arrancados de la naturaleza sugieren espacios derivados de una geografía emocional, donde todo parece tramitar un re-encuentro con los orígenes desde una espiritualidad serena.

Una búsqueda apasionada de lo absoluto desprovista de exaltación, aspira alcanzar la armonía. La operación artística requiere la intervención manual de la artista, sus trazos definen territorios que admiten ser pigmentados y cargan sobre sí texturas ajenas, la libertad de experimentación con los materiales es condición del ser de la obra, e inicia el juego de la imaginación creadora. Luego, se abren nuevas alternativas de acuerdo a que dicha obra sea un libro de artista, un cuadro, una instalación, un rollo para desplegar, una caja-objeto. Las variantes proliferan y se engendran como redes arborescentes que pierden el núcleo, o han decidido ignorarlo. Los títulos de las obras son cuidadosamente elegidos y suelen aportar alguna clave de las obsesiones de su autora. ´Discurso de la tierra´, ´Discurso vegetal´, ´Discurso del agua´, ´Eco inasible´ ´Sonidos de Taa-Ga´ M. G. persevera en la producción de obras que integran ese género poco frecuentado por los artistas visuales: los libros de artista. Estos constituyen una suerte de cruce entre la escultura, el objeto artístico, y el libro en sí mismo, pero amorosamente adulterado como para albergar afinidades con otras experiencias culturales.

Entre sus hojas, a menudo aprisionadas, circulan ríos de intensidad cuyos cauces han sido transfigurados para entretejerlos con otras, no menos apasionadas, expresiones artísticas. Por su origen los libros remiten a las fuentes de toda sabiduría, son transmisores históricos de la experiencia cultural de la humanidad, relato de las vidas, amores, desgracias, guerras y acogen todas las vicisitudes por las que ha pasado el hombre y sus descendientes. Más allá de las estrategias empleadas por la artista para materializar sus trabajos existe una constante que permanece. Las imágenes fluctúan entre referencias cósmicas en relación con el universo y primeros planos que invitan a recorrer una intimidad propia de las entrañas de la materia.

Como si la propuesta fuera penetrar dentro del tejido mismo del paisaje de la obra para atravesar la existencia y arriesgar el extravío entre la infinidad de caminos posibles. Algo inasible se percibe acrisolado en las imágenes de nieblas y vapores brumosos antes de diluirse bajo un velo translúcido en la obra que lo atesora y distancia de nuestras miradas. El misterio de la vida habita en cada partícula. Los elementos se instalan con bravura, invaden la obra desde lo real, las piedras se incorporan, la tierra aparece resquebrajada, cuarteada, una mirada reunificadora sutura algunos fragmentos. De esa fragua surgen sonidos de ausencia, de meditación solitaria. Los vientos agitan la escena con energía, los troncos de cardos perforados en proceso de fosilización, sedimentan en espacios críticos que no han cejado en su lucha por continuar su juego de variaciones. Cada tanto surgen centros de equilibrio, un pequeño círculo rojo, elemento que acompaña a la artista desde hace tiempo pareciera oficiar de núcleo, sello y firma de sus trabajos.

Algunas claves: la serena espiritualidad es convocada a habitar el espacio pleno de sentidos en constante transformación, una mutación renovadora que persiste, insiste, y perdura.

La obstinación también es condición de ser del artista. 

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus