buscar

Uriarte 1373 [mapa]
Lun a Sáb de 14 a 19 hs.

Indice, Serie, Secuencia, Inventario

Indice, Serie, Secuencia, Inventario

Viviana Zargón

Del 05 de Octubre al 11 de Noviembre de 2011 - Inaugura: 19hs  - Entrada: libre y gratuita

imagenes
 
anterior siguiente
 
 

La artista aborda un trabajo de recopilación fotográfica de espacios relacionados con el mundo fabril, depósitos, galpones, puentes y estructuras ya abandonadas, no por obsoletas, sino por inactivas.

 

Como monumentos de un proceso de conformación industrial pasado, estas imágenes tomadas por Zargón en recorridas por sitios tan disímiles como la provincia de Buenos Aires o la ciudad de París testimonian épocas y mentalidades: de la revolución industrial parisina del siglo XIX al proceso de industrialización precipitado en Argentina especialmente a partir de la década de 1930, abortado, recomenzado, destruido y renacido, en numerosos procesos económicos.

 

Como una arqueóloga que bucea en edificios, la artista  interroga la imagen y reordena la memoria desde el registro del site specific para volver a producir la condensación pictórica. Opera esa fotografía para aligerarla de fantasmas y devolverle parte de su potencia original.

 

La exhibición se conforma de tres obras: fuente, boceto y pintura. Pero no resulta un simple proceso creativo, sino que busca dar cuenta de un juego especular de las imágenes, entre lo naturalista y la acción meramente química que puede constituir quizás el status central de lo fotográfico, provocando a su vez (especialmente en lo fragmentario a integrar), una respuesta del espectador, en ese plus del azar que el conjunto despunta.

 

________________________________________________________________________________________________________

 

Viviana Zargón aborda un trabajo de recopilación fotográfica de espacios relacionados con el mundo fabril, depósitos, galpones, puentes y estructuras ya abandonadas, no por obsoletas, sino por inactivas.
Como monumentos de un proceso de conformación industrial pasado, estas imágenes tomadas por Zargón en recorridas por sitios tan disímiles como la provincia de Buenos Aires o la ciudad de París testimonian épocas y mentalidades: de la revolución industrial parisina del siglo XIX al proceso de industrialización precipitado en Argentina especialmente a partir de la década de 1930, abortado, recomenzado, destruido y renacido, en numerosos procesos económicos.

 

Luego estas imágenes fotográficas (que ya de por sí constituyen un dispositivo doble: archivo y obra de arte), son reelaboradas por Zargón de una manera sintética, al volcarse mediante la técnica de la pintura con acrílico, en tela, fragmentadas en segmentos de idéntico tamaño y forma. Sus pinturas están organizadas en franjas de imagen levemente separadas que implican un espectador activo que los una mentalmente.

 

Como una arqueóloga que bucea en edificios, la artista  interroga la imagen y reordena la memoria desde el registro del site specific para volver a producir la condensación pictórica. Opera esa fotografía para aligerarla de fantasmas y devolverle parte de su potencia original.
Pero la distancia interpartes formula el disparador de la distancia como ente móvil, de los recovecos y saltos de la memoria, de la operación de sutura. Así, Zargón cose lo que se ha desmembrado, pero ex profeso no busca disimular la cicatriz sino que se la propone, la vuelve tema formal y creativo y la expresa en uno de los soportes tradicionales típicos de las bellas artes, el acrílico sobre tela.

 

"Indice, serie, secuencia, inventario", se conforma de tres obras: fuente, boceto y pintura. Pero no resulta un simple proceso creativo, sino que busca dar cuenta de un juego especular de las imágenes, entre lo naturalista y la acción meramente química que puede constituir quizás el status central de lo fotográfico, provocando a su vez (especialmente en lo fragmentario a integrar), una respuesta del espectador, en ese plus del azar que el conjunto despunta.

 

El resultado es un conjunto de tres obras plásticamente compuesto, huella de un proceso de documentación y registro que plantea, en tanto reconector de lo visible con lo cognoscible, una tensión entre lo que pudo haber sido y nuestra memoria.
Entre las tres piezas, hay un particular tratamiento de la luz que acentúa el encanto metonímico que nos dice “esto ha sido”, convirtiendo a la pintura del Palais des Machines en una huella cultural de lo real, una particular inscripción de ese referente que ya no está, arquitectura monumental pero efímera, de otro siglo.  Este índice actúa en la compleja relación entre signo, objeto e interpretante. La relación metonímica se vuelve transitiva, y es la pintura la que finalmente la porta, volviéndose, por acción de la luz, en el indicio del referente, pero desde la ficción pictórica, alejándose al mismo tiempo que se ofrece de cualquier certeza, desarmado el dispositivo “fuente, boceto, pintura” y convertida por ello mismo en pura ilusión.  

 

Kekena Corvalán, octubre de 2011. Parte de este texto corresponde a su trabajo Artistas latinoamericanas, un recorrido de diálogos conceptuales, con el que la autora obtuviera el Premio ALBA de Crítica y Teoría del Arte 2011, otorgado por el Fondo Cultural ALBA y el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, libro de pronta publicación.


 

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus