buscar

Junín 1930 [mapa]
Lun a Vie 14 a 21 hs. Sáb Dom y fer 10 a 21 hs.

www.centroculturalrecoleta.org

No hay muestra

Una polifonia visual

María Suardi

Del 05 de Julio al 29 de Julio de 2007  - Entrada: libre y gratuita

imagenes
 
 
 

Inaugura jueves 5 a las 19 hs.
Fragmentos del texto de J. M. Taverna Irigoyen / Preludio
Hacia 1968, la obra de Maria Suardi se introdujo racional y determinante en una abstracción con límites. El espacio no podía significar, para ella, un cosmos diluido e imprecisable. La geometría, el orden de las figuras concretas, debía acordar las propias fronteras a esos espacios, reestructurándolos Su gráfica, impecable y trabajada en la perfección de las tintas serigráficas, no desestimaba sin embargo el desafío de la piedra litográfica, la sensualidad del gofrado, las técnicas mixtas. Y el plano pictórico, sumando la experiencia de otros pigmentos, de otros soportes, mostraba ya la madurez de la obra pensada, objeto de reflexiones y desafíos. En ese segmento cronológico de poco más de dos lustros, la obra de Suardi se revela ya decididamente musical. La semiosis de sus planos recortados, la aparente asimetría de sus campos cromáticos, la ruptura y el enlace de los cuerpos animados (nunca inertes), ofrece algo más, desde lo perceptual. Una sonoridad del color. Interludio
Hacia comienzos de la década del 80 las propuestas de la artista profundizan el concepto. Aparece la abstracción suspendida, lineal, transparentada en interposiciones y penetraciones aéreas. La obra de Suardi se afirma y multiplica. No abre nuevos caminos. Profundiza los ya recorridos y les halla derivaciones y articulaciones que los dinamizan aún más. Aparecen otras síncopas. Y de pronto el negro, Y los opuestos de tramas y texturas, ciertas escrituras sobre los fondos, Y los desplazamientos romboidales. Sonoridad morfológica. Posludio
En 1998, Maria Suardi exhibe su retrospectiva Entonces y ahora. Son 30 años de trabajo intenso. La contabilidad, casi, de una propuesta plástica sin fisuras, coherente, permanentemente exigida. Asume todo lo hecho; paralelamente, se desafía a otro presente/futuro. No abandona su meridiano abstracto, sino que introduce una suerte de referencia étnica, esa articulación de lo precisable, en el campo abstracto ajeno a las convenciones. La materia también se enriquece en tramas y texturas. Y el color va hacia las tierras, los ocres, los negros sin tenebrismo. Una nueva articulación sonora de ese plano que responde a los pigmentos, a lo mineral, a síncopas milenarias. Entre 2005 y 2006 aparece la Serie del paisaje, con triángulos texturados por hormigas carpinteras, según palabras de la artista. Pequeños planos agrupados de 20x20 y de 30x30, que juegan digonales pictóricas enhebradas por la línea generadora de una continuidad. La obra de Suardi observa, sin caídas, esa circularidad extraña y envolvente de lo que supone una abstracción ritmada. Obra propia, personal aún en las convenciones concretizantes. Obra que se proyecta más allá de lo planimétrico. Obra que alcanza una espacialidad que quizá no pueda precisarse, por esa misma aérea fluidez de los cuerpos que la estructuran. Sonoramente.

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus